Música que todo publicista debe escuchar

Os contamos la música que todo publicista debería escuchar:

DISCOS

Ok computer – Radiohead

The velvet underground & nico 

White album – The Beatles

The Clash

The queen is dead – The Smiths

Nevermind the bollocks –  Sex Pistols

Unknown plesures – Joy Division

Doolittle – The Pixies

Trans Europe express – Kraftwerk

Thriller – Michael Jackson

Música que todo publicista debe escuchar

10 libros que un publicista no puede dejar de leer. Noviembre: El señor de las moscas, William Golding

Al igual que pasa con las películas, Si queremos dedicarnos a la publicidad,  debemos tener un gran bagaje cultural. Por eso, es necesario leer libros, artículos, etc que han marcado historia y por tanto, aportan conocimientos que un publicista debe saber.

Iremos completando la lista poco a poco. Para el mes de noviembre: El señor de las moscas, de William Golding.

Argumento:

Premio Nobel de Literatura 1983. Fábula moral acerca de la condición humana, el libro es además un relato literario susceptible de lecturas diversas Si para unos la parábola que William Golding estructura en torno a la situación límite de una treintena de muchachos solos en una isla desierta representa la agresividad criminal entre los instintos básicos del hombre, para otros constituye una educación represiva cuando el poder se tranquiliza.

El señor de las moscas cuenta la historia de un grupo de niños que tras tener un accidente aéreo, naufragan en una isla. Más adelante descubren que son los únicos supervivientes y que son ellos mismos los que tendrán que preocuparse para sobrevivir.

el-senor-de-las-moscas-tertulia-literaria-william-golgolding-gratis-madrid-club-libro-ciervo-blanco

Crítica: 

La convivencia de un grupo de muchachos en una isla desierta tras un accidente aéreo le permite a Golding articular una fábula en la que civilización y barbarie entran en colisión. El lector se adentra en una situación extrema a través de los ojos de unos niños que, en ausencia de adultos, se ven obligados a organizar su existencia como creen que aquellos lo harían, a trazar ellos mismos su presente y su futuro. En este contexto, la razón, la bondad y el orden se oponen a la maldad y la crueldad.

Una novela sorprendente y asfixiante en la que Golding ahonda en lo más tenebroso del alma humana, sacudiendo a un lector que llega a la última línea sin aliento. Crítica de Ana Rayas

La vida: Instrucciones de uso de Georges Perec

lavidaSinopsis:

Fue galardonada como la mejor novela de la década 1975-1985 en la encuesta realizada por Le Monde.

Perec hablaba así de su proyecto: «Me imagino un edificio parisino al que se ha quitado la fachada… de modo que, desde la planta baja a la buhardilla, todos los aposentos que se hallan en la parte anterior del edificio sean inmediata y simultáneamente visibles.» También afirmaba que «todo el libro se ha construido como una casa en la que las habitaciones se unen unas a otras siguiendo la técnica del puzzle».

Cada capítulo se parece a un fragmento de un gigantesco, fascinante puzzle que se constituye una casa parisina de la calle Simon-Crubellier: cada pieza del puzzle es un capítulo y lleva una indicación sobre sus inquilinos de hoy y de ayer, reconstruyendo los objetos, las acciones, los recuerdos, las sensaciones, la fantasmagoría.

Críticas:

«Perec nos ofrece, en un solo libro, novelas exóticas, extravagantes, crímenes perfectos, fábulas eruditas, catálogos, atentados a las buenas costumbres, sombrías historias de magia negra, confidencias de corredores ciclistas…» (Catherine David, Le NouvelObservateur).

«Prodigiosamente entretenido –en el sentido en que Lewis Carroll y Laurence Sterne son entretenidos» (Paul Auster).

«La monumental obra maestra de Georges Perec, este genio de la literatura universal (Rafael Conte).

 

Julio llega con Frankenstein de Mary Shelley

frankenstein-001

Reseña

“Una desapacible noche de noviembre contemplé el final de mis esfuerzos. Con una ansiedad rayana en la agonía, coloqué a mi alrededor los instrumentos que me iban a permitir infundir un hálito de vida a la cosa inerte que yacía a mis pies. Era ya la una de la madrugada; la lluvia golpeaba las ventanas sombríamente, y la vela casi se había consumido, cuando, a la mortecina luz de la llama, vi cómo la criatura abría sus ojos amarillentos y apagados. Respiró profundamente y un movimiento compulsivo sacudió su cuerpo.”

A Victor Frankenstein lo apasiona de una manera abrumadora la química y todo lo que deriva de esta, es tanta su obsesión que ha decidido emprender un fantástico a la par que escalofriante proyecto: Darle vida a algo que esta muerto. Todo esto lo llevara a crear a la criatura, un ser vivo que ha dejado pasmado a su creador por su horrible rostro.

Los personajes que nos presenta la autora son dos partes de una moneda de una sociedad que, a pesar de ser hace muchos años, sigue siendo valida actualmente, reflejando en la criatura la poca tolerancia por parte de la sociedad, que no se adapta a estándares y estereotipos ya estipulados desde hace tiempo, y dañando un corazón bondadoso y lleno de resentimientos.

En cuanto al estilo de M. Shelley se observa un detallado tratamiento del paisaje (el mar de hielo, el Mont Blanc…), que pasa a convertirse en un personaje más, testigo mudo de las desgracias y a la vez influyente en los ánimos de los protagonistas.

En conclusión, vemos que el relato nos muestra las consecuencias de una catástrofe y no de una victoria, adoptando al final un tinte moralizante con la presencia de Walton. Mary Shelley acaba, pues, superando con creces las expectativas de aquella apuesta de Byron, pues no sólo nos encontramos ante un mero relato gótico de espectros (muy frecuentes en el siglo XIX) sino ante una obra maestra incomprensiblemente escrita (según la propia Mary) “por una muchacha de tan sólo diecinueve años”.

Para el mes de mayo, recomendamos La espuma de los días, de Boris Vian

La-espuma-de-los-dias-11

Reseña

La espuma de los días, que transcurre en un universo poético, fantástico y desconcertante, tiene como temas centrales la enfermedad, el amor y la muerte, se desarrolla en un cautivador ambiente de música de jazz, y narra dos historias de amor paralelas protagonizadas por unos personajes de alma adolescente -distintas manifestaciones, en realidad, de un misma y única pugna: la de la pureza frente a un mundo hostil.

La narración –futurista y saturada de efectos especiales- mezcla las épocas, la posguerra, los años 1970 e incluso los 1980, e intenta sacar el mayor partido posible de los “hallazgos”, en los que por otra parte no se detiene: el pianocóctel, los exquisitos guisos del cocinero que se desplazan, el nenúfar que “explota” en el pulmón de la protagonista… todo como si sucediera en un cuento de hadas, pero no un cuento de hadas tradicional, sino un universo que se degrada a medida que avanza, que va perdiendo color y “en el que es difícil distinguir el reino vegetal del animal y el mineral” (Jacques Morice).

Recomendamos este mes, Anna Karenina de Leon Tolstoi

Anna Karenina-1

Reseña

Estremecedora historia de adulterio en el ámbito de la alta sociedad rusa de la época. En ella Tolstói refleja su visión de la sociedad urbana, símbolo de los vicios y el pecado, en oposición a la vida sana de la naturaleza y del campo. De ese mundo necio y patológico de la ciudad es víctima Ana Karenina, que se ha convertido en una figura clave de la literatura universal.

La novela es considerada una las obras maestras del Realismo. El personaje de Ana Karénina esta inspirado de Aleksandr Pushkin.

Críticas
Muchos críticos calificaron la obra como un “romance de alta sociedad”, Fiódor Dostoyevski declaró que era una “obra de arte”. Vladímir Nabókov secundó esta opinión, admirando sobre todo la “magia del estilo de Tolstói” y la figura del tren, que se introduce ya en los primeros capítulos (los niños jugando con un tren de juguete), desarrollada en capítulos siguientes (la pesadilla de Anna) hasta llegar al majestuoso final.

Para el mes de Diciembre, hablaremos de: 1984 de Georges Orwell

1984

Reseña

Londres, 1984: Winston Smith decide rebelarse ante un gobierno totalitario que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento. Consciente de las terribles consecuencias que puede acarrear la disidencia, Winston se une a la ambigua Hermandad por mediación del líder O’’Brien. Paulatinamente, sin embargo, nuestro protagonista va comprendiendo que ni la Hermandad ni O’’Brien son lo que aparentan, y que la rebelión, al cabo, quizá sea un objetivo inalcanzable. Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, 1984 es una de las novelas más inquietantes y atractivas de este siglo.

Crítica

1984 es una novela política de ficción distópica, escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La novela introdujo los conceptos del omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor, de la notoria habitación 101, de la ubicua policía del Pensamiento y de la neolengua, adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico con fines represivos, basándose en el siguiente principio: Lo que no está en la lengua, no puede ser pensado.

 

 

 

 

10 libros que un publicista no puede dejar de leer. Noviembre: El señor de las moscas, William Golding