El nuevo primer post

Vamos allá: hace tres años, la todopoderosa, deífica, excelsa y sublime agencia, la agencia que se sienta a la derecha del Padre, la agencia del putoamismo por excelencia, Droga5, lanzó una peculiar campaña para la cerveza Newcastle con motivo de la celebración de la Super Bowl. Y la historia de esta campaña, muy resumida, es la siguiente: partieron de la premisa de que una empresa pequeña (ellos) con un presupuesto para publicidad considerablemente más pequeño que el de los gigantes que colocan sus spots en el intermedio del famoso partido, no podría permitirse entrar en ese selecto club de anunciantes. Por eso decidieron hacer una campaña para contar la campaña que podrían haber hecho. Y, oh qué gran sorpresa, salió otro campañón de Droga5.

Todo esto, ¿por qué? Porque las primeras entradas de los blogs son siempre un género difícil, porque todo promete mucho cuando se empieza un blog, porque esto es el blog de The Atomic Garden, porque nos flipa la publi, porque tener ideas es difícil, porque tener una idea para el primer post de un blog también es difícil, y porque al final ha sido en un anuncio donde hemos encontrado la inspiración para la que creemos que es una buena forma de empezar El Blog Atómico. De reempezarlo, más bien.

Reempezamos este blog con el primer post que podríamos haber hecho… Y que no hemos hecho porque al final ha bastado con fantasear con cómo sería.

(No es muy gracioso, pero si lo lees con la entonación del locutor de la peli de Newcastle, funciona mejor. De hecho, cualquier texto funciona mejor con esa entonación).

Ese primer post que, por supuesto, habría sido audiovisual, y habría empezado con cuatro caballos de crines peinadas por Dios galopando por un paisaje muy de El Señor de los Anillos. Sus nombres: Creatividad, Cuentas, Planner y Brand Manager. Junto a ellos, tres ponys, Cuentas Digital, Redes Sociales y Eventos. Estos últimos, aunque algo más pequeños, galoparían recios y altivos y casi se les confundiría con los otros cuatro.

De repente, encima de unos de los caballos, ¡BAAM! (esto sería una sobreimpresión, además de un efecto de sonido) Aparece el sargento de La Chaqueta Metálica. Sí, habríamos contratado al propio Ronald Lee Ermey, el sargento auténtico de la peli, solo para que apareciese tres segundos y gritase a cámara: ¡Pre-trabajad en publicidad como si tuvieseis huevos! Justo en ese instante los caballos y los ponys habrían llegado al borde de un acantilado y habrían saltado al vacío. El sargento habría abierto un paracaídas y habría desaparecido a lo lejos poco a poco, después de decir su frase, pero los caballos y los ponys seguirían en el aire porque del cuerpo de todos ellos habrían brotado unas majestuosas alas.

Sobrevolando el océano mirarían hacia abajo y descubrirían cómo del agua saldrían disparados como si saliesen de un géiser, anuarios del CdeC, del One Show, libros de publi en general, que los caballos y los ponys agarrarían al vuelo con la boca, todos los que pudiesen, y los irían devorando ferozmente  por el camino. Superan tsunamis, lluvias torrenciales, alguna que otra fiesta en alta mar en el yate de algún que otro millonario… Sin desviarse nunca de su camino.

¿Pero el camino a dónde?

A una isla desierta de arena roja en la que solo hay arena roja y una montaña en el centro, de arena roja también. En la cima de la montaña hay un sillón verde. Llegan los caballos y los ponys volando a la isla y descubren que hay una barra de bar gigantesca a lo largo de toda la orilla. Se acercan y descubren que solo sirven piña colada, y por si no les hubiese quedado del todo claro veríamos una avioneta aparecer por detrás de la gran montaña de arena roja y haciendo volar una gran pancarta en la que pondría “If you like piña coladas…”.

Los caballos y los ponys llegan volando a una ladera de la montaña y galopan hacia la cima. En la cima se encuentran un sillón verde, y del sillón verde, una vez más, ¡BAAAM! Saldría un destello de luz como cuando miras un foco de un estadio de fútbol. Fundido a blanco y logo de The Atomic Garden.

Estaría guay tener un story de esto. Si alguien se anima, correíto y nosotros encantados.

Porque sí, porque mola venirse arriba y hacer una versión “modesta” de un anuncio de Droga5 cuando no sabes bien cómo arrancar este blog.

Solo queda contar, aunque se dé por hecho, que no todo serán demencias de este calibre. Hablaremos de TAG, de lo que se habla en TAG, de los que hablan en TAG, y, como acaban los mejores textos promocionales, ¡de muchas sorpresas más!

También intentaremos no dar excesivamente la turra, como puede que esté pasando ya en este primer post. En fin, bienvenidos una vez más a El Blog Atómico.

Anuncios
El nuevo primer post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s