Alex Bogusky. Una hostia bien dada, por Pablo Farrés

Junio de 2010. Los publicistas de medio mundo llegamos nuestro lugar de trabajo, con el café en la mano, encendemos el ordenador, abrimos el navegador y nos disponíamos a leer las noticias del día mientras esperábamos a que el segundo café de la mañana hiciera efecto. Y de repente, nos encontramos con una noticia. Mejor dicho, nos encontramos con LA NOTICIA: ¡Alex Bogusky deja CP+B y la publicidad! Una hostia bien dada.

Para que nos entendamos, es como si Steve Jobs hubiera dejado Apple por voluntad propia para recluirse en un templo en Katmandú. Incluso el New York Times hablaba de su retirada.

En ese momento, miles de creativos leímos el contenido de la nota de prensa con los ojos como platos. Alex Bogusky, uno de los creativos más creativos de la industria, se va. Y no solo deja la publicidad, si no que decide emprender un nuevo camino: el de remover conciencias.

ScreenShot20180802at10.47.30AM32
Alex Bogusky: Foto: Alex Bogusky vía Instagram

Bogusky empezó a trabajar en Crispin & Porter en 1989. Tras 8 años ya era socio de la agencia, que pasó a llamarse Crispin Porter & Bogusky. De su cabeza salieron algunas de las mejores campañas de aquellos años, convirtiendo a marcas como Burger King en lo que son hoy en día. Era el chico malo de la publicidad que todas las marcas querían para ellos.

 

King Games, para Burger King

 

Whopper Sacrifice, para Burger King

 

Truth, para American Legacy

 

Counterfeits, para Mini

 

Según una leyenda urbana, la decisión de salir de la publicidad empezó en su casa, a raíz de una conversación con sus hijos. Alex era el creativo que sacaba ideas brutales como Subservient Chicken para Burger King, pero al mismo tiempo, no le gustaba que sus hijos comieran allí. Hasta que un día, su hijo le preguntó que por qué trabajaba para ellos si luego no le dejaba comer y beber eso que él anunciaba. Y su cabeza voló por los aires. La de Alex, no la de su hijo.

En junio de 2010 se daba a conocer la noticia de su salida, y meses más tarde nos sorprendía con una campaña de comunicación que removía conciencias…

The Real Bears se convirtió en un fenómeno viral, no tanto por su contenido, sino por el origen del mensaje, el mismísimo Alex Bogusky atacaba a la industria desde las entrañas de la industria. Algo que todos y cada uno de nosotros queríamos hacer desde hacía bastante tiempo.

Más tarde conoceríamos su nueva faceta de consultor en una aceleradora de startups, y cocreador de Fearless Unlimited, una consultora/agencia que buscaba crear impacto social través de las marcas. Hoy en día, sabemos de varias agencias o consultoras que hacen esto, pero en su momento fue tan novedoso que ni la propia industria se dio cuenta de lo que se estaba cocinando en la casa de campo de Bogusky.

En agosto de 2018 recibimos la noticia de la vuelta de uno de los mejores creativos de esta década. El hijo pródigo vuelve a casa, y no debería sorprendernos, pues la visión de este genio, es necesaria para el presente y futuro de las agencias de publicidad. Así pues, la vuelta de Alex Bogusky es una alegría para todos los que nos dedicamos a esto, una gran noticia para el sector y para la industria creativa. Y una hostia bien dada a los dinosaurios de la publicidad.

Anuncios
Alex Bogusky. Una hostia bien dada, por Pablo Farrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s