SOBRE LA CAMPAÑA DE TAG: ESTÁS A UN NO DE CONSEGUIR EL SÍ, POR MARINO ALONSO (KITCHEN)

Captura-de-pantalla-2019-02-05-a-las-10.07.03-696x428.png

¿Os imagináis un mundo en el que todas las ideas se te ocurrieran a la primera?… PUES SÍ. Y SERÍA UN LUGAR MARAVILLOSO, JODER.

Estas a un NO de conseguir el SÍ. Ese es el concepto de la campaña que… A VER MARINO, SI PONES EL CONCEPTO AL PRINCIPIO TE VA A TOCAR PENSAR UN TÍTULO DIFERENTE.

¿Cómo vender a los recién salidos de la universidad, después de 4/5 años estudiando, un curso donde van a llorar, que van a querer abandonar en algún momento y cuya imagen principal es un gato del chino?… POR AQUÍ VA BIEN.

¿Cómo vender a los recién salidos de la universidad, después de 4 años estudiando, un curso donde van a llorar, que van a querer abandonar en algún momento y cuya imagen principal es un gato del chino? Eso fue lo que nos encargó Rafa Fortis. Y eso fue lo que hicimos intentamos.

Varias tardes en el rincón de pensar y empieza el dolor de cabeza. Si decíamos que más que una escuela, era un curso militar, nadie se apuntaría. Si decíamos que era el Harvard de la publi, la gente pensaría que nada más acabarlo estarían pensando campañas en Droga5. Y, si decíamos que era el curso perfecto para hacerse un buen portfolio… Nos salía el mismo concepto que otras escuelas.

Al final, nos dimos cuenta que la publicidad en TAG es no es como en las demás escuelas: es una carrera de fondo (fijo que eso lo ha dicho Mirapeix en algún momento). Y los que ganan son los que, después de decirles a 300 gráficas que no, siguen trayendo 25 nuevas hasta conseguir un mísero sí. Ni ricos ni guapos, en TAG triunfan los que más se lo curran. Y entonces pasó algo así:

– ¿Estás a un no de conseguir el sí? – dijo Lara, apuntándolo en la pizarra.

– Bueno, puede estar bien, pero… ¡Espera! ¿Repítelo a ver? – dije yo, lanzando el moco que redondeaba a la otra punta de la sala de pensar.

– Estás a un no de conseguir el sí. – reafirmó mi Directora de Arte

Ta chulo. Tirad por ahí. – concluyó Rafa, que andaba cerca.

Fortis aprueba. Gil aprueba. Bajamos el concepto. Tirado. No. Tirada. No Tirada. Sí. Lo mismo que hacen los alumnos, lo mismo que hemos hecho nosotros, ¿lo habrán hecho los de Ikea o Loterías, no? ¿Y si nos inventamos los caminos que recorrieron hasta que consiguieron hasta llegar a sus conceptos? Escogimos varios que nos encajaban y que fueran lo suficientemente famosos.

Cómo os imaginaréis, TAG no es Ikea (aunque me encantaría ver el anuncio del Pato protagonizado por Charly o Pepelu), por lo que nos decidimos por una bajada de titulares.

Y así surgieron los 3 anuncios de The Atomic Garden, básicamente. Muchos estaréis pensando ¿Una entrada de blog para contarnos en qué consiste nuestro p*** trabajo, gi****as? Pues sí, JÁ. Ojalá os gusten, y esperamos que a todos os esté yendo bien en este mundillo.

Las piezas de la campaña:

Anuncios
SOBRE LA CAMPAÑA DE TAG: ESTÁS A UN NO DE CONSEGUIR EL SÍ, POR MARINO ALONSO (KITCHEN)

¿QUÉ ESTÁN HACIENDO CON SU VIDA?: ISA, ROCÍO Y EL BIGOTE DE DEL BOSQUE

Hace cinco minutos todavía era Navidad y todavía hablábamos cada día de las campañas que iban saliendo. Ese ritmo de mercado de fichajes de todas las Navidades publicitarias. Una de las que más se han comentado para bien (para muy bien) es la campaña para Pescanova de LOLA MullenLowe.

Y es que en esta campaña participaron dos exalmunas de TAG, Isa y Rocío. Entonces venía a cuento totalmente que fuesen las protagonistas del segundo post de esta sección (el primero se puede ver aquí).

Rocío e Isa. Murciana y gallega. Arte y copy. Las dos de la décima promoción de Creatividad de la escuela. Terminaron, el curso, se fueron a LOLA, y allí están desde entonces.

foto-con-del-bosque-e1548927912127.jpg
A la izquierda., Rocío. A la derecha., Isa.

Turno para que las dos cuenten cosas sobre la campaña.

¿Cómo fueron los primeros pasos hasta que la idea de la campaña se presentó y el cliente la aprobó? (desde qué pedía el briefing hasta todo lo que queráis)

Un buen día de junio nos llegó un brief bastante concreto: contar que los Rodolfos se distinguen por el bigote. Así que nos pasamos todo el verano pensando en bigotes. Literalmente. Veíamos bigotes por todas partes, soñábamos con bigotes… hasta nos dejamos bigote nosotras.

Como los Rodolfos no serían los mismos sin bigote, empezamos a pensar en otras personas que tampoco serían ellos sin su bigote: Dalí, Hitler, Freddy Mercury, Chaplin…  Pero estaban todos muertos y necesitábamos un plan B. Fue entonces cuando llegó Del Bosque. A todo el equipo nos flipaba la idea de afeitarlo pero como nadie daba un duro por que dijera que sí, seguimos tirando ideas todo el verano.

 

¿Recordáis otros caminos o ideas que surgieron antes de dar con la idea de la campaña y que también os gustasen?

Un verano da para muchas ideas. Surgieron muchas que nos gustaban, pero Del Bosque siempre fue la favorita. Fuimos a la presentación con tres ideas. Y en cuanto el cliente escuchó la de Del Bosque, se enamoró tanto como lo estábamos nosotros. Así que fuimos a por ella.

 

¿Cómo fue la fase de contactar e involucrar a Del Bosque en la campaña? ¿Accedió desde el principio? ¿Fue cosa del cliente que la campaña estuviese protagonizada por una celebrity o surgió a raíz de la idea?

Pasamos varias semanas en vilo esperando la respuesta de Del Bosque. Nos parecía casi imposible que aceptara, así que empezamos a pensar alternativas a él, pero ninguna nos convencía. La idea solo funcionaba con Del Bosque. No hay un bigote más icónico y querido en España. 

Entre producción y cuentas hicieron que sucediera el milagro: consiguieron el sí. Una parte de nosotros quería contárselo a todo el mundo y emborracharnos para celebrarlo pero la otra no se lo terminaba de creer. Y es que hasta que no lo vimos afeitado en el rodaje, no nos lo creímos del todo.

 

Una vez aprobada la idea, ¿cómo funcionó, en el lado de la agencia, y en lo que afecta directamente a vuestro trabajo, el proceso de producción de la campaña?

Una vez pasada la emoción del sí quiero de Vicente, nos pusimos a pulir los guiones y los artes de la campaña. Vimos varios tratamientos muy interesantes pero uno de ellos nos gustó especialmente a todos, y nuestro director creativo lo tuvo claro. El rodaje con Vicente fue increíble, es tan cercano que era como rodar con el abuelo de todos. Fue una experiencia muy guay ver su reacción al verse por primera vez sin bigote. Y sobre todo ver la de su mujer, que desde que se afeitó estaba deseando que le volviera a crecer. Desde ahí, cada uno fue aportando su granito de arena hasta que todas las piezas encajaron y vimos nuestra campaña en la tele. Y llamamos a nuestras madres.

 

¿Qué campaña o campañas de Navidad de este año os han gustado más? (tanto a nivel nacional como internacional)

Ro: Pues de campañas españolas, La tienda LOL de Campofrío; me gustó mucho el tema aunque eché de menos más chistes. Ruavieja me tocó la fibra, hasta el punto de meterme en la web para calcular el tiempo que me quedaba con mi madre y salirme de la web sin llegar a hacerlo. Mi favorita, John Lewis.

Isa: Fue una Navidad muy guay en la que se habló mucho de publi y eso mola. Yo me quedo con La tienda LOL y con Edu. Y fuera de España, con Macaulay Culkin.

¿QUÉ ESTÁN HACIENDO CON SU VIDA?: ISA, ROCÍO Y EL BIGOTE DE DEL BOSQUE

Feliz Navidad y tal

No es la primera vez que se escribe sobre esto, pero a la vez estaría bien que no fuese la última. Y como parece que el final de cualquier año es un buen momento para pararse a reflexionar (como si cualquier otro momento del año no lo fuera), pues vamos con un pequeño recordatorio de obviedades sobre este asunto que ocupa a toda la gente que tiene o quiere tener algo que ver con un sitio como TAG: la publicidad. La puta publicidad, como decían en &Rosàs.

Y este post es solo para decir que la publicidad es un privilegio.

Estudiarla, pretrabajar y trabajar en ella.

Por todo lo bueno que da y a pesar de todo lo malo.

Cada segundo pensando una idea es un privilegio.

Cada segundo dedicado a pensar y hacer una campaña es un privilegio.

Formar parte una industria en la que es tan fácil encontrar a gente interesante y talentosa es un privilegio.

Formar parte de una industria cuya esencia depende y dependerá siempre de las personas.

Y sí, hay millones de cosas que mejorar, que cambiar. Muchísimas cosas que deberían desaparecer.  Muchísimas que deberían estar y no están. Muchísimas cosas que pueden dar ganas de cerrar la puerta por fuera.

Pero la publicidad es un privilegio

Que tu trabajo sea trabajar para las ideas es un privilegio.

Pintar un banner, hacer un briefing, trabajar la estrategia de una campaña, montar un plan de medios… Todo lo es.

Esto no quiere decir que los privilegios estén para aprovecharse de ellos.

De los privilegios hay que responsabilizarse. Y la responsabilidad es ser consciente de lo que significan, disfrutarlos y hacer como sea que lo bueno de esta industria incluya muchas más cosas de las que incluye ahora.

(Y para terminar, el último párrafo del discurso del rey de la Nochebuena de 2017).

Si seguimos por ese camino, si lo hacemos así, y con todas nuestras energías, yo estoy convencido de que el año que viene -y los que vendrán después- serán mucho mejores. Sin duda.

La despedida: una campaña de una agencia que sabe mucho de felicitar la Navidad.

Feliz Navidad y tal

Arte y publicidad: grandes crossovers

dd0

Lo de los crossovers ha pasado incontables veces en diferentes ámbitos de la cultura. El asunto de Infinity War, John Wayne y John Ford, DiCaprio y Scorsese, Leonard Cohen y Lorca, Café Quijano y Taburete…

No hay nadie que no sepa que la industria publicitaria se nutre día sí, día también, de recursos culturales. Si es que eso significa algo. Bueno, se entiende.

Esta cosa de la que tanto se ha hablado, el lado artístico de la publicidad, en muchas ocasiones se ha elevado al máximo exponente imaginable (aunque quizá no siempre con los resultados de calidad creativa esperados) colaborando con grandes nombres del cine, la música, la fotografía, la televisión. No hablamos de publicidad con celebrities, de no sé quién cuando fue imagen de no sé qué. No. Hablamos de grandes artistas formando parte del proceso de hacer una campaña. Grandes artistas que muchas veces, cosas maravillosas de esta industria, se han unido a enormérrimas agencias. Y por si la ecuación no fuese suficientemente bestia así, otras muchas veces, lo han hecho para sacar campañas que son pequeños grandes hitos publicitarios. Y a la vez, por razones obvias, suelen ser delicias absolutas en cuestiones de producción.

La idea para hacer este post nace de una campaña de la oficina de Londres de Droga5 que salió hace menos de un mes, y en la que contaron con Martin Parr para las fotos de las gráficas. Martin Parr. El fuckin Martin Parr con la peñita de Droga5. Ahí, liándola bien para contar la inauguración de un nuevo espacio de compras y restauración en King’s Cross, Londres. Un brief pequeño, sí. Pero si ya es difícil poner peros solo con saber quién ha hecho la campaña, después de verla, es sencillamente imposible (PD: por si hay alguien que no ubique a Martin Parr, que eche un vistazo aquí).

 

Y a continuación, algunos crossovers publicitarios que son gloria bendita.

 

The Hire (BMW, 2001), de FALLON + David Fincher, Ang Lee, Tony Scott, Guy Ritchie, Alejandro González Iñárritu, Wong kar Wai… 

Merece la pena buscar información sobre esta campaña porque apenas se encuentran datos que no te rompan la cabeza. Una lección maestra de contenido de marca del año 2001. Cuatro años antes de que se fundase Youtube. Bastantes años antes de que todas las marcas empezasen a decir que hacían contenido y de que el público pasase olímpicamente de la mayoría de ese contenido.

Se cuenta que el 90% de presupuesto se fue para pagar la idea, y el 10% restante para pagar los medios. Y con esa ristra de realizadores (Fincher fue productor ejecutivo) que son historia del cine, te lo crees de sobra. Ah, y un ojito al casting también. Imaginemos el dineral y riamos maléficamente.

Y orquestando toda la movida, la gente de Fallon. Por allí andaba David Lubars. Y otro mad man, Dan Wieden, presidente del jurado aquel año en Cannes, dijo que había que INVENTARSE UN PREMIO ESPECIAL que estuviese a la altura de lo que había hecho esta gente. Así se hizo. Y más tarde el MOMA incorporó la campaña a su colección permanente. Ya lo pone en el título del post. Arte y publicidad.

Aquí, los cortos de la campaña:

 

Dress Normal (Gap, 2014), de WIEDEN & KENNEDY NY + David Fincher

Es de ley decir que la campaña no funcionó en términos de negocio. Pero que eso no nos quite el placer de ver a Wieden & Kennedy haciendo cosas con Fincher. No era la primera vez que colaboraban. Ni tampoco era la primera vez que el resultado creativo anulaba toda posibilidad de poner peros. Un concepto de estos que parece que se pasan de honestos (como si eso se pudiera hacer) y que claramente se pasan de buenos. Unas músicas que suenan a todo menos a publicidad. No quieres que acabe nunca lo que hay en la pantalla. Y si quieres, solo es para que lleguen esos cierres que ay.

 

Pass The Heinz (2017) / DAVID MIAMI + Matthew Weiner

13-heinz-mad-men-ads-all.nocrop.w710.h2147483647.2x

Esta es curiosa porque, según la ficha, es una campaña hecha por personas reales de una agencia real, y por personajes ficticios de una agencia ficticia. Y ahí está el talentazo de Juan Javier Peña y Ricardo Casal (los de Manboobs y Google HOme of the Whopper, entre otras cosas). Y también el de Matthew Weiner porque, más allá del ideón de sacar una campaña para Heinz que Heinz rechazó a Don Draper, las piezas – y quizá esto peque de ser otra pequeña obsesión de quien escribe este post- son más que más que dignas. Que alguien diga que no habría sido un placer encontrarse estas piezas colgadas por Madrid o en alguna revista de por aquí.

 

pass-the-heinz-credits-final

¿Alguna otra campaña en la que la ficha sea una pieza más de la campaña?

 

Welcome Home (Apple, 2018), de TBWA MEDIA ARTS LAB + Spike Jonze

Un cliente mítico de una agencia mítica. Tienen algo de romántico este tipo de historias. Clientes convertidos en anunciantes históricos gracias al gran trabajo realizado junto a las que resultan ser las mejores agencias de la historia. Apple siempre ha sido Apple, y eso es de lo mejor que se puede decir de la marca. Y parte de ese mérito la tiene tod la gente que ha trabajado para la marca desde la oficina de TBWA en Los Ángeles.

Y sobre la peli que hicieron con Jonze, después de ocho meses en Youtube tiene 15 millones de visualizaciones y un Grand Prix en Cannes, en los Entertainment Lions for Music. José María Piera (SCPF) dijo esto sobre la campaña para Anuncios.com, que sintetiza muy bien estos cuatro minutos de alarde de brillantez audiovisual: “Algunos dirán que es otra película de baile, una más. Con el inconfundible sello de Spike Jonze. Pero, hay que reconocer que, aun siendo eso cierto, la pieza es una poderosísima demostración del empoderamiento de las personas que consigue trasladar un punto de vista manifiestamente optimista sobre el futuro que nos espera. Conecta emocionalmente, empatiza, genera buen rollo”. Pues sí, ¿no?

Arte y publicidad: grandes crossovers

SPOTS QUE PODRÍAN HABER SALIDO DE UNA ESCUELA DE PUBLICIDAD

Cuando uno es alumno de una escuela de creatividad y llega el momento de pensar ideas para hacer un spot, surge un problema: si quieres conseguir una pieza que podría emitirse, es decir, que la idea no se quede en una maquetilla cutre o incluso en un guion, porque la producción necesaria es inabarcable e irrealizable, tienes que pensar algo que al final tenga un acabado digno de un spot profesional. Es la “obligación” de pensar ideas fáciles de ejecutar. Un ejemplo de esto es esta maravilla de peli de dos exalumnas de TAG, Enya y Laia, para WWF.

Evidentemente, en una escuela hay muchas cosas que no se puede hacer cuando te pones a producir un spot. ¿Grabar a Phelps nadando en ese piscinón? No se puede. ¿Grabar a Van Damme abriéndose de piernas en el aeropuerto de Ciudad Real? Pues en principio tampoco. Y flipadas como esta, o esta… Pues eso.

Pero hay cosas que sí se pueden hacer. Muchísimas. Y no es solo que se puedan hacer, sino que, realmente, se podrían hacer en un rato. Cosas como todos los spots que hay aquí debajo, que no son de alumnos de escuelas de publicidad, pero que por cómo son, podrían serlo. Y serían geniales.

De hecho, lo son.

 

Leo Burnett UK. “99p”, de McDonald’s

Una locución con ese tufillo hipermagnético tan brit, un vídeo de dos segundos, Y UNA FOTO DEL PRODUCTO DURANTE OCHO SEGUNDOS DE LOS DIEZ QUE DURA EL SPOT. Sobra decir que no puede funcionar mejor. Que sería de todos nosotros sin Inglaterra.

 

Droga5. Lanzamiento de Google Pixel (teaser)

Google Pixel Global Launch Teaser from hoshigata on Vimeo.

Meter esto en este post es una pequeña licencia muy personal del tipo obsesivo y machacón que lleva este blog. Es un teaser, pero ese juego visual… Que es nada pero es la campaña, y no hace falta más. Esa música. Ese todo. Todo con la sutileza más brutal y brillante.

 

Contrapunto. Lanzamiento de Visa en España

Esto no es solo el spot (porque no está suelto en Youtube ni en ningún lado), es Fernando Vega Olmos diciendo que le habría encantado hacer esta campaña. Y eso ya dice bastante de ella. Luego está lo de vender una tarjeta de crédito. Así, sin adjetivos.

 

DDB. “Cremita”, de ONCE

Es gracioso pensar en el momento en que se aprobó esto. El momento de contar esta idea. Y luego la ejecución, que no se podría haber elegido mejor y no tiene pinta de cara, precisamente. Diez de diez. César Olivas & co. Locos maravillosos.

 

Lowe UK. “Litany”, de The Independent

La sublimación de lo que no es más que una enumeración. Una enumeración de imperativos. Fórmulas básicas elevadas a la máxima potencia de la brillantez creativa. Y un periódico cerrando con “No leas”.

 

SCPF. “Bruce Lee”, de BMW

El recurso de coger algo que ya esté hecho y que cuente lo que quieres contar mejor que cualquier cosa que se te pudiese ocurrir. Una de estas pelis que es como que te mecen desde que empiezan hasta que acaban. La gente de esa ficha sabe bien de qué va eso. Que vuelva BMW.

 

Sra. Rushmore. “People in progress”, de ING

Mismo recurso que el Bruce Lee de SCPF. Sigue funcionando.

 

Droga5. “Truth has a voice”, de The New York Times

Esto se podría sacar igual de digno con Movie Maker. Y la piel de gallina durante los últimos segundos sería la misma. ¿Droga qué?

 

Wieden & Kennedy Portland. “Time is precious”, de Nike

Esta pieza entra en la categoría de pornografía para copys. Es para ponérselo en bucle y regodearse en cómo Nike dispara las pulsaciones de cualquiera que vea esto solo con blanco sobre negro, un tictac y una alarma. Ah, y una verdad como mil castillos juntos de grande.

 

Cómo mola ver lo fácil que se puede hacer lo difícil.

SPOTS QUE PODRÍAN HABER SALIDO DE UNA ESCUELA DE PUBLICIDAD

Alex Bogusky. Una hostia bien dada, por Pablo Farrés

Junio de 2010. Los publicistas de medio mundo llegamos nuestro lugar de trabajo, con el café en la mano, encendemos el ordenador, abrimos el navegador y nos disponíamos a leer las noticias del día mientras esperábamos a que el segundo café de la mañana hiciera efecto. Y de repente, nos encontramos con una noticia. Mejor dicho, nos encontramos con LA NOTICIA: ¡Alex Bogusky deja CP+B y la publicidad! Una hostia bien dada.

Para que nos entendamos, es como si Steve Jobs hubiera dejado Apple por voluntad propia para recluirse en un templo en Katmandú. Incluso el New York Times hablaba de su retirada.

En ese momento, miles de creativos leímos el contenido de la nota de prensa con los ojos como platos. Alex Bogusky, uno de los creativos más creativos de la industria, se va. Y no solo deja la publicidad, si no que decide emprender un nuevo camino: el de remover conciencias.

ScreenShot20180802at10.47.30AM32
Alex Bogusky: Foto: Alex Bogusky vía Instagram

Bogusky empezó a trabajar en Crispin & Porter en 1989. Tras 8 años ya era socio de la agencia, que pasó a llamarse Crispin Porter & Bogusky. De su cabeza salieron algunas de las mejores campañas de aquellos años, convirtiendo a marcas como Burger King en lo que son hoy en día. Era el chico malo de la publicidad que todas las marcas querían para ellos.

 

King Games, para Burger King

 

Whopper Sacrifice, para Burger King

 

Truth, para American Legacy

 

Counterfeits, para Mini

 

Según una leyenda urbana, la decisión de salir de la publicidad empezó en su casa, a raíz de una conversación con sus hijos. Alex era el creativo que sacaba ideas brutales como Subservient Chicken para Burger King, pero al mismo tiempo, no le gustaba que sus hijos comieran allí. Hasta que un día, su hijo le preguntó que por qué trabajaba para ellos si luego no le dejaba comer y beber eso que él anunciaba. Y su cabeza voló por los aires. La de Alex, no la de su hijo.

En junio de 2010 se daba a conocer la noticia de su salida, y meses más tarde nos sorprendía con una campaña de comunicación que removía conciencias…

The Real Bears se convirtió en un fenómeno viral, no tanto por su contenido, sino por el origen del mensaje, el mismísimo Alex Bogusky atacaba a la industria desde las entrañas de la industria. Algo que todos y cada uno de nosotros queríamos hacer desde hacía bastante tiempo.

Más tarde conoceríamos su nueva faceta de consultor en una aceleradora de startups, y cocreador de Fearless Unlimited, una consultora/agencia que buscaba crear impacto social través de las marcas. Hoy en día, sabemos de varias agencias o consultoras que hacen esto, pero en su momento fue tan novedoso que ni la propia industria se dio cuenta de lo que se estaba cocinando en la casa de campo de Bogusky.

En agosto de 2018 recibimos la noticia de la vuelta de uno de los mejores creativos de esta década. El hijo pródigo vuelve a casa, y no debería sorprendernos, pues la visión de este genio, es necesaria para el presente y futuro de las agencias de publicidad. Así pues, la vuelta de Alex Bogusky es una alegría para todos los que nos dedicamos a esto, una gran noticia para el sector y para la industria creativa. Y una hostia bien dada a los dinosaurios de la publicidad.

Alex Bogusky. Una hostia bien dada, por Pablo Farrés

¿Qué están haciendo con su vida?: Mónica, Luis y Paddy Power

Es muy fácil encontrarse gente de TAG por las agencias. Y por lo tanto, no es difícil que salgan campañas firmadas por alumnos de TAG. El objetivo de este post es arrancar una sección del blog en la que hablemos precisamente de eso: campañas de exatómicos contadas, mediante una entrevista, por quienes las han hecho. Básicamente es eso.

Empezamos con una campaña de este verano de dos exalumnos de la novena promoción de creatividad, Mónica Gramunt (copy) y Luis Álvarez (arte), que desde que salieron de la escuela en 2016, están en Officer&Gentleman. Su carpeta se puede ver aquí.

unnamed

La campaña de la que vamos a hablar la hicieron para la casa de apuestas Paddy Power se lanzó este pasado agosto con motivo de la celebración del día del orgullo gay en Brighton (Reino Unido). La llamaron Come out and play, y en el vídeo que hay aquí debajo se puede ver la que liaron durante el desfile de aquel día.

 

Y ahora, Mónica y Luis hablan sobre la campaña.

¿Cómo fueron los primeros pasos hasta que la idea de la campaña se presentó y el cliente la aprobó?

La cosa es que Paddy Power no llegó con un brief cerrado. Nos dieron muchísima libertad (y 15 días) para presentarles lo que quisiéramos, con la única condición de que fueran ideas grandes y que hicieran ruido. Así que, con la ilusión del que va a dejar de pensar en tetas y penes durante un par de semanas, lo primero que hicimos fue poner encima de la mesa los principales problemas y cuestiones que rodean al mundo del deporte y ahí fue donde surgió la gran pregunta: ¿Por qué no hay futbolistas gays?

 

¿Recordáis otros caminos o ideas que surgieron antes de dar con la idea de la campaña y que también os gustasen?

La verdad es que en cuanto a la comunidad LGBT+ y el fútbol esta fue la primera que apareció y nos plantamos con el dinero inmediatamente, nos parecía sencilla y fácil de entender. Se la contamos a los jefes y tardamos menos de 30 segundos en hacerlo, buena señal. Lo malo es que, por lo que hemos podido comprobar, una idea de 30 segundos se traduce en varios meses de curro intenso.

 

¿Lo fundamental de la idea estaba planteado desde un principio tal como se ha llevado a cabo al final, o se hicieron cambios importantes tras presentársela al cliente?

La pieza principal, el autobús, se mantuvo tal cual la presentamos a cliente. Lo que hicimos después fue acompañarla de distintas piezas que agrandaran la idea y sobre todo afianzaran el mensaje. Porque lo que no queríamos es que la gente se tomara el autobús como un ataque, ni como un “oye tú, sal de armario”, así que tuvimos que ir con pies de plomo para que las gráficas, titulares y vídeos que rodeaban la carroza contuvieran un mensaje de apoyo y sobre todo de buen rollo. Ahí sí que hubo 843792 cambios, más o menos.

 

Una vez aprobada la idea, ¿cómo funcionó, en el lado de la agencia, y en lo que afecta directamente a vuestro trabajo, el proceso de producción de la campaña?

Lo bueno de currar en una agencia más bien pequeña es que en este tipo de campañas tienes la oportunidad de tocar todos los palos. Es verdad que contamos con ayuda externa (una producer y un estudio de ilustración), pero el grueso de la campaña se produjo en la agencia y, aunque fueron unos meses súper intensos, de desayunar comer, cenar y recenar en la agencia, moló bastante. Ver que el long copy que has escrito o que las gráficas que has diseñado acaba en The Guardian, por ejemplo, es un subidón. Nosotros, que al fin y al cabo llevamos muy poco en esto, estuvimos flipando durante los 6 meses aproximadamente, pero bueno “fake it till you make it” dicen, así que nadie se dio cuenta de que en realidad estábamos acojonados.

GUARDIANqq

¿Qué están haciendo con su vida?: Mónica, Luis y Paddy Power